«Cinnamon Rolls» Rollos de canela

Valoraciones:
cinnamon-rolls, bollos de canela
Rendimientos: 8 Raciones Dificultad: Fácil Tiempo de preparación: 2 h 30 min

A los «Cinnamon rolls» o rollos de canela también se les llama «pan de canela» o «espiral de canela», y es que este dulce con masa tipo brioche a base de canela, azúcar y mentequilla és conocido ya en el s.XIX y  típico de Suecia y Dinamarca, aunque hoy por hoy és muy preciado en EEUU y norte de Europa y cada vez más se empieza a conocer en nuestro país.

¿Sabes que un Sueco de media puede llegar a comer más de 300 cinnamon rolls al año?

Pues sí, como lo estás leyendo…tanto es así que en Suecia decidieron dedicarle un día a este dulce tan preciado, por lo que el día 4 de Octubre és el día internacional de los «Cinnamon Rolls», ¡y es que no és para menos dedicarle un día a este  increíble dulce! que además de suave y esponjoso, está cubierto por un delicioso glaseado.

 

cinnamon-rolls

 

Confieso que nunca los había probado, así que ésta es la primera vez que los hago. Siempre tenía en mente prepararlos pero nunca me decidí a ello pero, después de probar y hacerlos, no puedo entender por qué no los hice antes porque te aseguro que están brutales, la receta está extraída del blog de Megasilvita , merece la pena echarle un vistazo al  blog ya que és precioso, con un gran trabajo y tiene unas recetas espectaculares.

Són fáciles de elaborar, sólamente hay que respetar los tiempos de levado para que en poco tiempo tengas esta maravilla lista para degustar.

¡Así que coge la receta y ponte manos a la obra! Verás que no te arrepentirás.

 

cinnamon-rolls

 

Vamos con la receta…

 

Ingredientes

0/14 Ingredientes
    INGREDIENTES PARA LA MASA
  • INGREDIENTES PARA EL GLASEADO

Instrucciones

0/13 Instrucciones
    ELABORACIÓN DE LA MASA
  • Mezcla en un recipiente la leche con el agua (tienen que estar tibias) la levadura y el azúcar. Remueve bien y deja la mezcla reposar unos 10 min aproximadamente para que la levadura se active.
  • Pon en el bol de la amasadora la harina, la sal, la vainilla , el huevo y añade la mezcla anterior. Amasa con el gancho de la amasadora y de manera suave unos 5 minutos.
  • Pasados los 5 minutos, añade uno a uno los cubitos de mantequilla sin parar la máquina.
  • Vuelve a amasar unos 10 minutos más hasta obtener una masa muy suave.
  • Unta un bol con aceite o spray desmoldante e introduce la masa. Cúbrelo con un paño húmedo o con film transparente. Deja que la masa leve y doble su volumen (a mí me tardó unas 2 horas) todo dependerá de la temperatura que haga.
  • Mientras tanto prepara el molde, yo he utilizado uno cuadrado de 23cm de base y después lo he engrasado bien con aceite de oliva untado en un papel de cocina y una vez hechos han salido perfectamente del molde. Pero también puedes untarlo con mantequilla o spray desmoldante.
  • Mezcla en un bol el azúcar, la canela y la nuez moscada que utilizaremos para el relleno.
  • Una vez la masa haya doblado su volumen, disponla en una superfície y con un rodillo estírala y dále forma rectangular. Unta de manera generosa y con ayuda de un pincel toda la superfície con mantequilla y espolvorea por encima con la mezcla del relleno. Presiona ligeramente para que la mezcla de azúcar, canela y nuez moscada se adhiera bien a la mantequilla (igual puede que te sobre un poco).
  • Es el momento de enrollar la masa por el lado más largo del rectángulo. Dividiremos la masa en ocho trozos iguales, primero, divide en dos cortándola justo por la mitad y esos dos resultantes córtalos a su vez por la mitad y así una vez más con lo que obtendrás ocho rollos gorditos.
  • Pónlos en el molde (un poco separados entre sí ya que creceran), tápalos con papel film o un trapo y déjalos levar una hora más o menos o hasta que veas que están gorditos.
  • Precalienta el horno a 200º una vez hayan levado, píntalos por encima con leche y hornea entre 15-20 minutos o hasta que empiecen a tomar un color dorado.
  • PREPARACIÓN DEL GLASEADO
  • Es el momento de preparar el glaseado mezclando con una varilla todos los ingredientes. Mezcla muy bien hasta que veas que no quedan grumos y la mezcla queda suave.
  • Una vez sacados del horno, báñalos con el glaseado añadiendo la cantidad a tu gusto...¡Y a degustar!.

Notas

Una vez fríos pueden congelarse, incluso con el glaseado, y después habrá que dejarlos a temperatura ambiente durante un par de horas más o menos hasta que se descongelen por completo.

La mejor manera de consumirlos és en el mismo día ya que al día siguiente no se conservaran igual, pero si te sobra de un día para otro puedes darle un golpe de 10 segundos en el microondas.

También puedes dejarlos en la nevera sin hornear durante toda la noche y hornearlos por la mañana una vez a temperatura ambiente y así tener un delicioso desayuno recién hecho.

Para que la masa suba en menos tiempo durante el levado métela dentro del horno (siempre apagado) o en el microondas

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.